Advanced Nasal Care

Clinica de Otorrinolaringologia

Logo Advanced Nasal Care
BIENVENIDA "TARJETA CAPITAL SOCIAL" - BIENVENIDOS EMPLEADOS DE SCOTIABANK, SANTANDER (AXA ASSISTANCE), SANTANDER (METLIFE), BANOBRAS (AXA ASSISTANCE), SAE MEDIACCESS Y NMP. BIENVENIDOS SEGUROS CENTAURO, ATLAS, MAPFRE, MEDIACCESS, MEDICALLHOME Y TELDOC

GUÍA RÁPIDA PARA UNA MEJOR AUDICIÓN

PERDIDA AUDITIVA

¿Qué ocasiona las pérdidas auditivas?

Sordera Subita

Cierre sus ojos y concéntrese. Escuche los sonidos que lo rodean- el ruido del tráfico, los niños jugando, el aire acondicionado, el agua corriendo. Lo que esta usted percibiendo son las “vibraciones” de los sonidos.

El oído humano es extremadamente sensible a una amplia variedad de sonidos. Las vibraciones del sonido son procesadas por los oídos, el sistema nervioso y el cerebro y se convierten en lo que llamamos “señales sonoras”

Nuestros oídos son instrumentos muy delicados, y nuestra capacidad auditiva puede disminuir debido a múltiples razones:

La mayoría de las personas desarrollan una perdida auditiva debida a l envejecimiento ya que con el tiempo nuestro delicado mecanismo auditivo puede descomponerse o desgastarse.

Esta sección le brinda información acerca de la anatomía del oído, los diferentes tipos de pérdidas auditivas y la ayuda profesional que usted puede obtener.

¿Sabía usted que más del 10% de la población general tiene una perdida auditiva significativa? Este porcentaje aumenta hasta el 70% de los mayores de 50 años y factores como el tabaquismo aumentan la posibilidad de desarrollar una pérdida auditiva significativa.

Algunas personas nacen con alteraciones auditivas (congénitas), mientras que otras se desarrollan con el paso del tiempo como consecuencia de trabajar o vivir en ambientes ruidosos, o por haber desarrollado enfermedades del oído. Sin embargo, la mayoría de las pérdidas auditivas en los adultos se deben al proceso natural del envejecimiento.

Sin importar la causa, con frecuencia el verdadero problema no consiste en la pérdida auditiva en si misma, sino en que la mayoría de las personas no saben que hay diversas alternativas para ayudarlos o simplemente no recurren a ellas. Otro problema frecuente y de gran relevancia consiste en que algunas pérdidas auditivas están asociadas o forman parte de las consecuencias de otras enfermedades que pueden afectar simultáneamente a otros órganos, aparatos o sistemas e incluso poner en riesgo la vida del paciente

Mucha gente tiene sus propias ideas acerca de cómo es la vida cuando no se tiene una buena audición. Afortunadamente, gracias a diversos avances en este campo, su vida no tiene que cambiar de forma negativa.

Como mucha gente lo ha comprobado, los actuales auxiliares auditivos ofrecen un procesamiento sonoro superior el cual compensa efectivamente la mayoría de las pérdidas auditivas. Hoy en día escoger un auxiliar auditivo es algo tan natural como escoger un par de lentes para el tratamiento de las enfermedades oculares.

LA ANATOMÍA DEL OÍDO

El oído esta conformado por tres secciones principales:

Los sonidos del exterior son captados por el oído externo, el cual esta formado por la oreja y el conducto auditivo externo. Cuando el sonido viaja a través del conducto, este aumenta la intensidad de aquellos tonos que nos facilitan entender las conversaciones. Al mismo tiempo el conducto auditivo protege otra parte importante del oído: el tímpano- una delgada membrana circular y flexible que vibra cuando es alcanzada por las ondas sonoras.

Las ondas sonoras continúan viajando hacia el oído medio, el cual contiene tres pequeñísimos huesecillos comúnmente conocidos como martillo, yunque y estribo. Estos forman un puente que conecta a la membrana timpánica con el oído interno.

Estos huesecillos aumentan y amplifican aún más la intensidad de las vibraciones sonoras, antes de transmitirlas hacia el oído interno a través de la ventana oval.

El oído interno o cóclea se parece a un caracol y alberga y sistema de tubos que contienen tres líquidos especiales.

Cuando el estribo vibra contra la membrana de la ventana oval, estos líquidos se comienzan a mover haciendo que unas pequeñas células especializadas con vellosidades que se encuentran sumergidas en estos líquidos también se muevan. A su vez estas células transforman las vibraciones en impulsos eléctricos que viajan a los largo del nervio auditivo hasta llegar al cerebro. Actualmente sigue siendo un misterio el mecanismo exacto por medio del cual el cerebro traduce esos impulsos eléctricos.

TIPOS DE PERDIDA AUDITIVA

En general existen tres tipos de perdida auditiva (hipoacusia):

HIPOACUSIA CONDUCTIVA:

Este tipo de perdida auditiva resulta de alteraciones que afectan el oído externo y / o el oído medio. Se presenta cuando algo impide que las ondas sonoras sean transmitidas normalmente a través del conducto auditivo externo, la membrana timpánica o la cadena de huesecillos.

Las causas más frecuentes de este tipo de hipoacusia pueden ser: un tapón de cerumen, perforaciones de la membrana timpánica, líquido en la cavidad del oído medio (muy frecuente en niños), alteraciones o defectos de los huesecillos.

HIPOACUSIA SENSORINEURAL:

Este tipo de hipoacusia se presenta cuando las delicadas células con vellosidades del oído interno se encuentran afectadas y pierden la capacidad de convertir las vibraciones sonoras en impulsos eléctricos que puedan viajar a través del nervio auditivo.

También el nervio auditivo puede estar dañado en algún segmento, lo cual interrumpe la transmisión de los impulsos eléctricos impidiendo que lleguen al cerebro. Aunque este tipo de daño puede resultar de la exposición prolongada al ruido – como resultado de vivir o trabajar en ambientes ruidosos o asistir a ellos con frecuencia (discos)- la principal causa de este tipo de perdidas es el envejecimiento. Sin embargo con frecuencia puede ser consecuencia de enfermedades como la diabetes, el colesterol o los triglicéridos elevados, enfermedades del sistema nervioso (meningitis, encefalitis, alzheimmer, parkinson, esclerosis múltiple,) tumores del oído o del nervio auditivo, alteraciones en la circulación, e incluso complicaciones de cuadros gripales aparentemente insignificantes (hipoacusia súbita).

HIPOACUSIA MIXTA:

Este tipo de hipoacusia resulta de alteraciones combinadas del oído medio y del oído interno.

Sin importar la causa, con frecuencia el verdadero problema no consiste en la pérdida auditiva en si misma, sino en que la mayoría de las personas no saben que hay diversas alternativas para ayudarlos o simplemente no recurren a ellas. Otro problema frecuente y de gran relevancia consiste en que algunas pérdidas auditivas están asociadas o forman parte de las consecuencias de otras enfermedades que pueden afectar simultáneamente a otros órganos, aparatos o sistemas e incluso poner en riesgo la vida del paciente. Por ello, es indispensable diagnosticar con precisión cuál es la causa de la pérdida auditiva, ya que no en todos los casos es apropiado adaptar un auxiliar auditivo.

TRATAMIENTOS

Afortunadamente hay muchas formas de ayudar a las personas con pérdidas auditivas.

Algunos pacientes requerirán de tratamiento médico, cirugía y en otros casos de una atención sumamente compleja, multidisciplinaria. Otros sólo tienen la opción de utilizar un auxiliar auditivo y otros más requieren de un tratamiento combinado. Acuda con su otorrinolaringólogo y permita que mediante una evaluación integral de su caso determine la causa exacta y la severidad de su hipoacusia. El también podrá informarle sobre los auxiliares auditivos más avanzados y guiarlo en la selección, adquisición y adaptación de los mismos para devolverle el placer de escuchar bien y con ello mejorar su calidad de vida.

LA LUCHA CONTRA EL ESTIGMA

Aunque hoy en día la calidad del tratamiento audiológico profesional y de los auxiliares auditivos han mejorado de forma dramática, las personas con pérdidas auditivas continúan estando rodeadas de mitos y desinformación.

¿Sabía usted que más del 10% de la población general tiene una perdida auditiva significativa? Algunas personas nacen con alteraciones auditivas (congénitas), mientras que otras se desarrollan con el paso del tiempo como consecuencia de trabajar o vivir en ambientes ruidosos, o por haber desarrollado enfermedades del oído. Sin embargo, la mayoría de las pérdidas auditivas en los adultos se deben al proceso natural del envejecimiento.

UN NUEVO ENFOQUE PARA UNA MEJOR AUDICIÓN

Mucha gente tiene sus propias ideas acerca de cómo es la vida cuando no se tiene una buena audición. Afortunadamente, gracias a diversos avances en este campo, su vida no tiene que cambiar de forma negativa.

Como mucha gente lo ha comprobado, los actuales auxiliares auditivos ofrecen un procesamiento sonoro superior el cual compensa efectivamente la mayoría de las pérdidas auditivas. Hoy en día escoger un auxiliar auditivo es algo tan natural como escoger un par de lentes para el tratamiento de las enfermedades oculares.

Si usted o alguien cercano a usted tiene problemas auditivos, acuda con el especialista en problemas auditivos. Además de diagnosticar la naturaleza exacta de su pérdida auditiva, el podrá recomendarle la mejor alternativa para su tratamiento.

Si requiere programar una  consulta favor de enviarnos sus datos a la siguiente dirección: advancednasalcare@gmail.com